Encuentran las huellas que dej el robot Philae en el hielo primitivo del cometa Chury



Durante su accidentado descenso

Actualizado

En 2014, Philae salt de la nave Rosetta para hacer el primer aterrizaje en un cometa. No logr anclarse en el lugar elegido y ahora han hallado el punto intermedio en el que se pos, una cresta con forma de calavera que ha mostrado que su interior helado es blando y de consistencia cremosa

En el recuadro (TD2) el segundo lugar en el que aterriz

En el recuadro (TD2) el segundo lugar en el que aterriz ‘Philae’ al no poder anclarse en la zona planeada
ESA

El descenso del robot Philae al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko difcilmente pudo ser ms emocionante y accidentado. El 12 de noviembre de 2014 y tras un largo viaje de 10 aos, se desprendi de la nave espacial Rosetta, que se qued volando, para realizar el primer aterrizaje controlado en un cometa. La expectacin ante la complicada operacin era grande, y tanto Rosetta, la nave nodriza, como el pequeo Philae se haban convertido ya en iconos de la exploracin espacial.

No sali como se esperaba. Tras saltar de la nave, en lugar de aterrizar en el lugar asignado, Philae explor accidentalmente tres puntos de Chury, como se apod popularmente a este cometa de 4.500 millones de aos de antigedad. Cuando el robot se pos en el punto seleccionado para su aterrizaje, la regin de Agilkia, no pudo anclarse al suelo con sus harpones debido a un problema tcnico; rebot e inici un vuelo no planeado de dos horas durante las cuales choc con el borde de un acantilado y se precipit por otro lugar, que fue como un segundo aterrizaje.

A la izquierda, la huella del segundo aterrizaje y a la derecho, el lugar en el que se pos
A la izquierda, la huella del segundo aterrizaje y a la derecho, el lugar en el que se pos definitivamente el robot antes de apagarseNATURE

Finalmente, el robot termin detenindose para siempre en la regin de Abydos, como se averigu 22 meses despus de la operacin y poco antes de que la misin concluyera de forma exitosa, al estrellarse de forma planeada y controlada la nave Rosetta en la superficie del cometa.

La oscura grieta enla que acab Philae no permiti que, como estaba planeado, la luz solar pudiera recargar sus bateras por lo que el robot se apag al quedarse sin energa y no pudo completar el programa cientfico que haban diseado para l.

Pero Laurence O’Rourke, uno de los cientficos de la Agencia Espacial Europea (ESA) que encontr la tumba de Philae, no ha parado hasta localizar tambin el lugar en el que el robot hizo una parada intermedia durante su periplo por Chury, un cuerpo que naci de la fusin de dos cometas.

Hielo de hace miles de millones de aos

Tras aos de investigacin, han logrado dar con este punto, como detallan este mircoles los cientficos de la misin Rosetta en un artculo publicado en la revista Nature. Se trata de un lugar donde Philae dej sus huellas en el hielo de miles de millones de aos de antigedad, revelando as que el interior helado del cometa es blando y de consistencia cremosa.

«Localizar este lugar de aterrizaje era importante, porque los sensores de Philae indicaban que haba penetrado en la superficie y eso significaba que muy probablemente habra expuesto el hielo primitivo existente por debajo, lo que nos permitira acceder a hielo de miles de millones de aos de antigedad, algo impagable», ha explicado O’Rourke en un comunicado de prensa de la ESA.

El anlisis de los datos enviados por Philae y Rosetta les ha permitido reconstruir la imprevista trayectoria del robot por la superficie de este cometa. Saben, por ejemplo que permaneci casi dos minutos completos en el segundo lugar de aterrizaje, efectuando al menos cuatro contactos mientras se arrastraba por la superficie. En un momento determinado, el robot se hundi en una grieta, a una profundidad de 25 centmetros, un movimiento que ha dejado una llamativa huella. Los cientficos han encontrado dos impresiones hechas por el robot: una en el hielo y la otra en el polvo.

Una cresta con forma de calavera

La zona de ese segundo aterrizaje ha sido denominada ‘cresta de la calavera’ porque vista desde arriba recuerda a una calavera, segn ha explicado O’Rourke.

El anlisis de las imgenes y los datos recopilados por los instrumentos OSIRIS y el espectrmetro VIRTIS de Rosetta confirm que el rea brillante de unos 3,5 metros cuadrados que se apreciaba era hielo de agua. Aunque aquel 14 de noviembre este hielo se encontraba en su mayor parte a la sombra, el Sol le daba de lleno cuando meses despus se tomaron las imgenes, haciendo que destacasen sobre el resto del paisaje, y facilitando por tanto su deteccin.

Por otro lado, esta investigacin ha permitido conocer mejor cmo es el hielo de un cometa. Tal y como explican en el artculo de Nature, se trata de la primera medicin in situ de la suavidad del interior de polvo y hielo de una roca en un cometa. Esa mezcla de polvo y hielo de miles de millones de aos de antigedad «es extraordinariamente suave, ms esponjosa que la espuma de un capuccino», segn compara. Asimismo, dicen los autores del estudio, calcular la porosidad de las rocas les ayuda a entender la dureza de un cometa para planear futuros aterrizajes en otros cuerpos del Sistema Solar.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link