Lo que no dice WhatsApp sobre el coronavirus: habla una infectólogo


coronavirus
Pixabay

“Esto es una entidad nueva y la información se va actualizando a medida que van apareciendo los casos de coronavirus y que se van afrontando los imprevistos”, señaló la infectólogo Delia Ariza al explicar de forma sencilla qué es el covid-19, sus riesgos y la mejor forma para prevenir el contagio.

Lo que era verdad en otras situaciones no necesariamente va a ser verdad hoy”, subrayó.

En un conversatorio realizado en el Centro Médico La Hacienda de Guatire, Ariza invitó a los ciudadanos a informarse y no caer en pánico por la llegada del coronavirus: “Desde el principio, cuando todavía era un brote, me ha sorprendido la cantidad de información inexacta y exagerada que ha circulado a través de las redes sociales y particularmente en WhatsApp”.

Explicó que la divulgación de información falsa ha sido un factor de estrés colectivo que lo que ha hecho es incrementar el daño potencial que se puede ocasionar.

¿Qué es el covid-19?

El covid-19 es un virus miembro de un grupo que se llama coronavirus, explicó: “No es el único, hay muchísimos. Seis tienen capacidad de infectar a los humanos”.

De esos, cuatro son conocidos como coronavirus endémicos, los otros dos se transmitieron de animales a seres humanos: el síndrome respiratorio agudo severo (SARS y el síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS), agregó.

Estos virus tienen una estructura que los hace sensibles: se destruyen con calor, con soluciones alcoholadas y con soluciones a base de cloro, informó.

“Lo que está documentado hasta hoy es la transmisión directa de humano a humano a través de las vías respiratorias”, afirmó. Dijo que a diferencia con otros coronavirus no está corroborada ninguna otra vía de transmisión.

Destacó que la zona de seguridad para evitar el máximo riesgo es de aproximadamente un metro, aunque en algunas circunstancias pueden ser un poco más.

El período de incubación del coronavirus

El período de incubación, que es el tiempo que transcurre desde el momento en que el que la persona se pone en contacto con el virus al momento en que se desarrollan los síntomas de la enfermedad, es en promedio de cinco días, puntualizó.

Ariza indicó que los síntomas más frecuentes que ya han sido corroborados son la fiebre y la tos seca. “Puede haber malestar general, dolor de cabeza y dolores musculares”, advirtió.

“En 80% de los pacientes se puede progresar hacia una neumonía de grado variable, entre leve, moderada, severa y muy complicada. Solo 5% o 6% de los pacientes necesitarán cuidados especiales”, subrayó.

Detalló que la mortalidad es de aproximadamente 3%, aunque hay personas que tienen más riesgo de complicarse y fallecer: “A partir de los 40 años de edad se entra en etapa de riesgo. Si hay enfermedades coexistentes es mayor: hay que estar muy atentos con pacientes que tengan enfermedades cardiovasculares, respiratorias crónicas, enfisemas o con diabetes”.

Qué podemos hacer para prevenir

La medida principal es lavarse las manos, aunque es la más menospreciada”, recalcó.

Especificó sin embargo que no es lavarse de cualquier manera: “La idea es que que quede limpia toda la superficie de la mano, el dorso, los surcos, debajo de las uñas y todos los recovecos tengan contacto con el agua y el jabón. Si las manos están visiblemente sucias hay que lavarlas con agua y jabón normal, no se requiere nada especial”.

Señaló que no hay indicadores que muestren casos de inmunidad a este virus, por lo que todos somos susceptibles de contraerlo.

Advirtió que no hay que tocarse la cara: “Si el virus está en la superficie, con la mano podemos introducirlo en áreas sensibles como la nariz, la mucosa conjuntival, el ojo o a nivel de la boca”.

Distanciamiento social

En la medida de lo posible explicó que es necesario mantener la distancia de un metro con las otras personas, lo que es aún más importante si la otra persona está infectada. “Hay que evitar los abrazos, los apretones de mano, las palmadas en la espalda. Hay que cambiar patrones de conducta. Eso nos cuesta mucho”, manifestó.

Hizo énfasis en que los implementos de protección, como las mascarillas, servirán en la medida que quien los usa sabe cómo usarlos y cómo descartarlos. “No es el implemento. Es la sumatoria del implemento y el usuario”, apuntó.

Insistió en no divulgar rumores o información irrelevante o falsa. “Antes de reenviar las cosas que les lleguen por WhatsApp siéntese incluso a pensar si eso es posible, si tiene lógica, si la fuente es confirmada”, recalcó.

Hay muchos sitios que tienen información confirmada, destacó: “La página de la Organización Mundial de la Salud tiene reportes diarios en inglés, en castellano, en muchos idiomas, así que no hay barreras”.

Con el coronavirus en Venezuela

“Ahora que tenemos coronavirus en Venezuela hay que resguardar a las personas que más fácilmente pueden contagiarse: las personas mayores no deben exponerse”, alertó.

Pidió: “Que la familia les tenga sus medicamentos, que no salgan a hacer la cola para cobrar su pensión. Hay que resguardarlos. Ese es el grupo de mayor riesgo”, aseveró.





Source link

Deja una respuesta