Más de 55 mil estudiantes aceptaron el reto de ciencias naturales


10 de diciembre de 2020.- Este miércoles 9 de diciembre, jóvenes representantes de 8 entidades del país mostraron su creatividad y curiosidad científica con diversos proyectos en las áreas de física, química, matemáticas, biología y ciencias de la tierra en el IV Reto Estudiantil de Ciencias Naturales de Educación Media.

La actividad, que se realizó en el Museo de Ciencias de Caracas, estuvo presidida por la ministra para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez-Ramírez; el ministro para Educación, Aristóbulo Istúriz, y el ministro para Educación Universitaria, César Trómpiz.

Durante su discurso, la ministra Gabriela Jiménez-Ramírez explicó que la experiencia del Programa Nacional Semilleros Científicos y el Reto de Ciencias Naturales sirve para fomentar la vocación por la ciencia y la tecnología en los niños y jóvenes de todo el territorio venezolano.

«Es un desafío para nosotros, comenzar a construir una gran fuerza productiva desde el sector de la ciencia, la tecnología y la innovación, sembrado en ustedes, en los niños, las niñas y los adolescentes de la patria. La ciencia y tecnología debe convertirse en parte del patrimonio venezolano. Debemos entender la ciencia y la tecnología como un espacio de libertad, para la resolución de los problemas locales y nacionales», expresó.

En este sentido, la titular de la cartera científica nacional comentó que el acompañamiento de los profesores y los maestros ha sido fundamental para motivar a los alumnos y las alumnas a desarrollar proyectos novedosos e innovadores.

«Debemos impulsar el amor por la ciencia y la tecnología. Fomentar nuestras propias capacidades productivas y educativas. Fomentar la enseñanza de todas las ciencias y áreas del saber como herramienta fundamental para poder mejorar las condiciones productivas de Venezuela. Esto es una gran fiesta del conocimiento, una gran fiesta de la juventud y nosotros estamos orgullosos de poder participar con nuestro pueblo en cada Zona Educativa, en cada escuela, en cada hogar», enfatizó.

Por su parte, el ministro Aristóbulo Istúriz informó que más de 55 mil estudiantes y más de 4 mil profesores de todo el país participaron en el IV Reto de Ciencias Naturales de Educación Media.

«El reto de ciencias se inició en cada plantel de Venezuela. Los 30 mil planteles del país lo hicieron, y luego lo hicimos por circuito, es decir, casi 4 mil circuitos escolares hicieron este gran reto científico. Hoy, quisimos iniciar el evento con 8 estados de la nación, y el resto de estados van a hacer sus presentaciones por videoconferencia. De esta manera, las 24 entidades están exponiendo sus propuestas científicas productivas», puntualizó.

Istúriz felicitó a los profesores y maestros por el gran esfuerzo realizado puesto que fueron presentados cerca de 3800 trabajos.

«Con la coordinación del Centro Nacional para el Mejoramiento de la Enseñanza de las Ciencias (Cenamec) y el apoyo del Ministerio para Ciencia y Tecnología estamos enfocados en estimular, promover e impulsar el amor por la ciencia y la tecnología en la juventud y la niñez para lograr la verdadera soberanía. La soberanía tecnológica es demasiado importante. Tenemos que ser capaces de hacer las cosas nosotros mismos», manifestó.

Añadió que estos proyectos científicos demuestran que la educación venezolana no se detiene y logra grandes resultados en pandemia y a distancia.

«Aquí estamos construyendo eso. Aquí estamos forjando voluntades. Buscando avanzar hacia la soberanía tecnológica y eso se hace con el desarrollo científico, con la innovación, con la creatividad y con la inventiva», recalcó el ministro.

Entre los proyectos presentados en el Reto Estudiantil, destacan: pintura artesanal como producto alternativo para la comunidad arrietana, en el estado Aragua; elaboración de lejía a partir de ceniza; producción de alcohol etileno de cambur cuyaco; elaboración de lámparas con material reutilizable; elaboración de masas madre y prefermentos naturales, con el fin de elaborar productos de panificación con un amplio valor nutricional; construcción de pulmón hidráulico; creación de una trilladora de maíz artesanal para obtener harina de maíz y alimento para animales.

 





Source link