Una mujer de la tercera edad y un bebé mueren durante violento desalojo policial a indígenas


29.10.20 – La Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana -OPIAC- confirmó la muerte de una mujer adulta mayor y un bebé en medio del operativo que desarrolló el Escuadrón Móvil Antidisturbios -ESMAD- de la Policía para desalojar a comunidades indígenas de un predio en Leticia, Amazonas.

Otras fuentes locales informaron que el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), llevado hasta allí desde Bogotá, es el responsable del desalojo por la fuerza de unas 625 familias indígenas, las cuales se encontraban en un predio llamado Iane.

El alcalde de Leticia, José Luis Mendoza, por su parte, justificó el operativo con la advertencia de que se trata de un predio privado que pertenece al Municipio y la Sociedad de Activos Especiales, (SAE).

Desde tempranas horas de este miércoles, la Organización Nacional Indígena de Colombia –ONIC– había denunciado que 625 familias pertenecientes a 12 pueblos indígenas en Leticia, Amazonas; fueron desalojadas por la fuerza por parte del ESMAD, de un predio en el que se encontraban asentadas.

El coronel Héctor Jorge Rodríguez, comandante de la Policía en el departamento de Amazonas, dijo que se trata de «personas, no de indígenas» , porque estarían en «un sitio en el casco urbano, lejano de cualquier cabildo indígena», quienes «se tomaron un lote de la alcaldía de Leticia y del SAE» y justificó el uso de la fuerza para el desalojo, al tiempo que negó que se hubieran producido disturbios.

Feliciano Valencia, senador indígena quien denunció, por su parte, la represión dijo que las familias tuvieron que entrar al predio para evitar el contagio por la Covid-19 y que varios heridos fueron evacuados a centros hospitalarios.

El desalojo del predio se realizó desde las 4 de la mañana, con el uso de la fuerza del ESMAD ante una comunidad indígena indefensa; pese a las alertas previas que la propia comunidad elevó frente a entes oficiales de control y defensa de los Derechos Humanos como la Personería y la Defensoría del Pueblo.

El escuadrón de Policía habría llegado proveniente de la ciudad de Bogotá, y desalojó a los pobladores indígenas que se encontraban en el asentamiento, generando tensiones que luego se convirtieron en enfrentamientos.

La ONIC había reportado que en medio de esta acción de la Fuerza Pública se registraron varios heridos y se tenía indicio de que habría 3 indígenas muertos, información que estaba a la espera de confirmación; no obstante hasta el momento se ha podido establecer que son dos las víctimas fatales y al menos 20 heridas de gravedad.

La Onic ha denunciado que, entre 72 pueblos indígenas afectados, hay unos 30.901 casos de indígenas confirmados y han fallecido unos 1.117, una letalidad superior a la del conjunto del Estado colombiano.

Desde la Organización Nacional Indígena, rechazaron el accionar por parte del ESMAD y el silencio de los entes de control ante las solicitudes señalando que “realizamos la alerta por este medio, solicitamos información al respecto sobre el tema y no recibimos respuesta alguna, hoy es muy lamentable tener que estar pendiente y contar heridos en la comunidad, más aún cuando era un tema que se pudo haber evitado”.

Con información de Contagio Radio





Source link